La Guía Verde de Arroyomolinos.

Nuestro patrimonio natural y cultural
es rico y variado. Conócelo.

Recuperemos Arroyomolinos.

Desde que nuestra asociación en 2013, comenzó a catalogar la fauna del municipio, a participar en estudios sobre poblaciones de aves, colocación de cámaras trampa y ya este último año catalogando las especie vegetales, nos hemos ido impregnando de la riqueza que tiene nuestro pueblo, que es mucha y variada y además hemos reunido una gran cantidad de información. Este proyecto sin ánimo de lucro que no tiene signo político, se ha puesto en marcha para dar a conocer la riqueza de especies e historia de nuestro pueblo. En un momento de confinamiento, en el que nuestros vecinos y sobre todo los niños, están pasando por una época muy difícil. Esperamos que con este trabajo, abramos una ventana a las maravillas de nuestro pueblo, que nos lleve a interesarnos y conservarlas, cuando volvamos a la normalidad.

Ecosistemas de Arroyomolinos.

Bosque de ribera.

Arroyomolinos se encuentra dividido por nuestro cordón verde, que se corresponde con las lindes del antiguamente llamado arroyo de Los Combos y actualmente descrito como arroyo de la Arroyada. Su origen actual, proviene de aguas recicladas del consumo humano, que tras pasar por la EDAR de La Reguera o depuradora de Los Combos, como coloquialmente la conocemos, discurre por el centro de nuestro pueblo, desembocando en el río Guadarrama.
Las especies vegetales típicas de estos bosques, con requerimientos hídricos muy altos son:

Pinares y encinares.

Son de repoblación y las especies de árboles dominantes son:

Bosques de matorral esclerófilo y praderas de herbáceas.

En esta parte de nuestra biodiversidad, es en la que en la actualidad más estamos trabajando, por la ausencia total de datos que se habían recogido, por ello os vamos a dejar unas pocas especies, las más representativas a la espera de poder terminar nuestra catalogación. ¡Nos faltan decenas de especies por identificar!

Guía Verde Interactiva.

Este mapa interactivo, está diseñado para que los más pequeños en primer lugar y todos nuestros vecinos en general, accedan de manera didáctica y divertida a las especies animales más comúnes de nuestro pueblo y a la información sobre los yacimientos arqueológicos, que quedan a la vista de todos.
Id pinchando en cada chincheta y descubriréis datos muy interesantes, fotos y vídeos de especies detectadas en nuestro pueblo.
Como podéis ver en el mapa, Arroyomolinos, se encuentra incrustado literalmente, en el Parque Regional de la Cuenca Media del Río Guadarrama, por ello, es un espacio que cuenta con la máxima protección ambiental y además con competencias legislativas en patrimonio, por lo que las zonas coloreadas en verde, están protegidas a nivel europeo, nacional y por nuestra comunidad autónoma.
Por ello, no hemos puesto la localización exacta de las especies animales para protegerlas, pero sí hemos indicado su presencia, para que cualquier persona que quiera aprender e interesarse por ellas, pueda ter acceso a esta información.
Tanto los textos, como las fotografías, así como los vídeos, son nuestros. Un trabajo de 7 años, realizado con el máximo cariño y dedicación, que ahora queremos compartir con todos.

Nuestro pueblo tiene un alto valor ecológico y es nuestra responsabilidad conocerlo y conservarlo.

Hemos incluido 9 yacimientos arqueológicos, las 13 cajas nido pintadas por lo niños que colocamos este año, 23 especies de aves silvestres, 13 de aves urbanas, 6 especies de herpetofauna (anfibios y reptiles), 4 de artrópodos (aunque hay decenas más) y 6 de mamíferos detectados por huellas, rastros o cámaras de fototrampeo en zonas urbanas.

Historia de nuestro pueblo.

Y llegamos los humanos. Yacimiento "El Pelícano".

Las primeras excavaciones que se realizaron en nuestro pueblo, tuvieron lugar entre el 2001 - 2009, antes de proceder con la urbanización de la zona que conocemos como las "Las Castañeras" y desde ahí al este ocupando el margen del arroyo de Los Combos, desvelaron muchos detalles sobre los orígenes de nuestro pueblo.
Se sabe que Arroyomolinos estuvo poblado ya durante la prehistoria, en un periodo llamado el Calcolítico, de la Edad de Bronce, que es una época caracterizada por un incremento demográfico y de intensificación agrícola.
Durante el s. I se estableció un asentamiento relacionado con actividades agropecuarias, representado por varias habitaciones con rasgos plénamente romanos como una pared con policromías, cerámica, vasos, etc. Es especialmente relevante, el hallazgo de cerámica del tipo terra sigillata cuyos fragmentos aún pueden encontrarse en muchas zonas del cordón verde. Este tipo de cerámica se produjo desde el s. I al s. III, en el imperio Romano.
De aquí en adelante, se encuentran diferentes signos de ocupación romana. Los siglos III y IV, que se corresponden con el periodo denominado Bajo Imperio, en el que cayeron en declive las instituciones del imperio romano, está bien representado en nuestro pueblo gracias al descubrimiento de un edificio con remates de sillería de granito que se remodeló varias veces.
La quinta centuria, comienza con la presencia de un mausoleo con fábrica de opus caemeticum, que es un tipo de hormigón utilizado durante la época romana y en adelante, que consiste en alternar capas de mortero, con guijarros.
En este mausoleo se encontró un sarcófago de plomo y un segundo sarcófago infantil, con simbología cristiana. En las ceranías de este mausoleo se encontraba un cementerio del que se llegaron a excavar 85 tumbas, siendo sólamente un cuarto de las existentes, según los investigadores.
En las cercanías se desarrollaría un importante poblamiento rural visigodo, del que se descbrieron numerosos silos para guardar el grano, aparejos de labranza, hornos y gran cantidad de enseres domésticos. Lo que indica un modo de vida ligado al campesinado, del interior peninsular en Hispania.
A partir del tercer cuarto del s. V se comienzan a construir estructuras familiares y auxiliares, tipo granja. A mitad del s. VIII el asentamiento tuvo una disminción muy notable quedando viviendas aisladas aguas arriba.
Tras un periodo sin registros detectados, comienzan a encontrarse residencias bodegas y silos desde el s. XII, hasta el s. XIV, cuando se encuentran documentos de de familias asentadas en el lugar que denominaron Chozas del Arroyo de los Molinos . Siendo este el primer nombre conocido de nuestro pueblo. Los pilares básicos de la economía se basaron en el cultivo de trigo, cebada, avena, centeno, garbanzos, algarrobas, guisantes y habas. La producción de aceite, aunque minoritariamente y la ganadería.

La actual localidad.

En 1352 cuando el municipio tuvo a su Primer Señor, Diego Gómez de Toledo Señor de Casarrubios, Valdepusa y Arroyomolinos (1320 - 1375), fué un importante caballero mozárabe toledano. Notario mayor del reino durante los reinados del Rey Pedro I y Enrique II, pobló estas tierras con ochenta hombres y mujeres. Tras el perecimiento en batalla de su hijo, Pedro Suárez de Toledo, segundo Señor de Arroyomolinos, el señorío pasó a manos de Inés de Ayala, para continuar hasta llegar a Juana Enríquez, esposa de Juan I de Navarra y II de Aragón y madre de Fernando el Católico.
Ya durante el reinado de Enrique IV de Castilla, este entregó los terrenos a Alvar Gómez de Ciudad Real, a Juan Fernández Galindo, a Pedro López de Ayala, todos destituidos por traición por participar en la Guerra Castellana de los Trastámara. Fue así como finalmente, Enrique IV nombró secretario a Juan de Oviedo.
Una vez fallecido Enrique IV, y reinando su hermana, Isabel en Castilla, esta y su esposo, Fernando de Aragón, otorgaron la villa de Arroyomolinos a su contador mayor, Gonzalo Chacón, (1428 - 1507), mayordomo mayor de la Reina Isabel la Católica, comendador de Montiel.
El Torreón, yacimiento más famoso de Arroyomolinos, fue mandado construir por Juan de Oviedo y terminado por Gonzalo Chacón.

El Torreón, Castillo de Gonzalo Chacón o Torre del Pan.

Se construyó durante la segunda mitad del siglo XV, de planta cuadrada con esquinas redondeadas y estilo arquitectónico gótico mudéjar, similar a los castillos de la Mota, Coca, Casarrubios, Batres y Arévalo.
La fortaleza estaba compuesta por una torre del homenaje central, alrededor de la cual se construyó un antemuro rodeado de un foso. En su interior, había un patio interior compuesto de una plaza de armas y de una barbacana con torres defensivas en las cuatro esquinas.
En el siglo XVI, Gonzalo Chacón y Fajardo, nieto de Gonzalo Chacón, realizó modificaciones en las instalaciones de la fortaleza, añadiendo dependencias como cocinas y caballerizas, y otros elementos defensivos como saeteras. Ya en el siglo XVII, el muro de la fortaleza fue desmantelado y colmatado el foso. Sin embargo, la torre se siguió utilizando con diversas funciones como cárcel, calabozo, tienda, granero o taberna.
Arquitectónicamente, existen dos partes diferenciadas atribuibles a los dos constructores de la fortaleza. Juan de Oviedo construyó hasta la tercera planta y Gonzalo Chacón remató las obras de la cuarta planta, terrado, escaraguaitas, matacanes y escudos.
En la planta baja se ubica un pozo profundo o aljibe para la provisión de agua al interior. Además, en los pisos segundo y cuarto existía una chimenea que hacía las veces de cocina y de calefacción.
En cuanto a los elementos arquitectónicos modernos, la puerta de acceso actual a pie de tierra de la planta baja de la fachada norte es contemporánea y se abrió para el uso de la torre como granero.
Fue en 2003, cuando se consiguió que la Dirección General de Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid realizara nuevas excavaciones arqueológicas. Fue así como gran parte de los restos de la fortaleza original salieron a la luz y el edificio fue restaurado, siendo hoy parte de la red del Plan de Yacimientos Visitables de la Comunidad de Madrid.

Los molinos.

En el municipio podemos encontrar restos de molinos hidráulicos harineros de cubo construidos en estilo mudéjar. Estos fueron utilizados para moler grano con el aprovechamiento de las aguas fluviales del arroyo Los Combos y que han dado nombre a la ciudad.
Arroyomolinos llegó a tener en funcionamiento hasta siete molinos, de los cuales seis eran harineros y uno era un batán. Dispuestos siguiendo el cauce del arroyo, estaban conectados entre sí, por una acequia que recogía el agua de una presa y era conducida por el caz hasta los otros molinos.
Actualmente, se conservan los restos de cinco de ellos, cuatro emplazados en la ribera al norte del Torreón y uno al sur con su correspondiente presa original.

¿Cómo funciona un molino de cubo?

Esta tecnología hidráulica, de origen árabe funciona con un mecanismo de impulsión del agua proveniente de una alberca o canalizada, que entra por un cubo o edificación cilíndrica, adquiriendo presión para mover la rueda que molía el grano, para la producción de harina.

¿Qué es un batán?
Los batanes usan la fuerza del agua, para mover una rueda con palas, que servía para golpear telas, transformando los tejidos abiertos, en otros más tupidos. Este tipo de máquinas funcionaron en España, hasta el s. XIX.

Agradecimientos y autores.

Quiero hacer una mención muy especial a personas altruistas que han cedido sus conocimientos a este proyecto, nuestra Junta Directiva, formada por personas muy implicadas en la conservación de nuestro pueblo y en mejorar la vida de todos nuestros vecinos (personas, animales y plantas). Muchas gracias a Alejandro, Noelia, Mario, Pablo, Inmaculada, David, Álvaro, Moisés, Ana, Carlos, Daniel, María, Manuel, David, Elvira, Jairo, Javier, Juan, Marina, Sara, Verónica, Willow y Almudena.